Navigation Menu+

I left my heart in San Francisco

Posted on Mar 17, 2017 by in Bodas con ilusión | 0 comments

¡¡¡Holaaaaaaa!!!

Aquí estamos otra vez… ¡¡¡y ya somos familia numerosaaaa!!! Estamos tan tan taaaaan felices con nuestras 3 princesas… la verdad es que a Massimo y a mi no se nos va la sonrisa “tonta” de papis embobados desde hace ya más de dos meses… hahaha! Prometo que en verano volveremos a nuestras expresiones de cara normales… hahaha!

Sí… al inicio, como buena mujer que piensa demasiado, lo veía como una locura, una gran montaña por escalar… y mi amore, como buen hombre y con su filosofía “relax I love you”, estaba convencido que todo se conseguiría y que todo iría genial!
Y así es. 😉 Estamos muy contentos, las avellanas grandes son de lo más dulces y al ser la tercera baby todo es mucho más fácil y se disfruta un montonazo: así que ánimos a los papis primerizos: ¡a hacer muchos hermanitos! 🙂

Bueno para iniciar la nueva temporada de blog como familia numerosa, he pensado en contaros un poco sobre la boda más ZEN que hemos tenido.

 

 

Os suena la canción? Seguro que sí… Pues hoy os traigo una boda 100% californiana, hoy hablaremos de la boda de Aina y Nacho.

 

 

Aina y Nacho son una pareja que se conocieron en la maravillosa ciudad de las subidas y bajadas, en San Francisco. A través de miles de reuniones por Skype (viven en San Francisco) planificamos su boda.

Antes de entrar en la ceremonia colocamos una cesta con flores para los invitados, en honor a la mítica canción y a la ciudad que los unió… y en especial haciendo referencia a la bonita frase “be sure you wear some flowers in your hair”.

 

 

Aina y Nacho, que hicieron un romántico first look antes de la ceremonia (y que os prometo que algún día haré un post sobre el momento First Look porque me encanta y siempre lo comento a las parejas), entraron juntos a la ceremonia.

 

 

Nacho es instructor de Yoga y muy amante de esta cultura… y cuando lo conoces se transmite. Por esto un amigo les sorprendió con el ritual del cuenco tibetano… y por unos minutos todos los invitados se fundieron en un maravilloso silencio. ¡Fue muy especial!

Sí, sí… admito que yo también soy MUY fan del yoga! 😉 Y que a todos nos van bien unos minutos de desconexión y… sonreír hacia dentro.

 

 

Aina, que llevaba una maravillosa corona de flores también haciendo referencia a la mítica canción, se encargó de diseñar la gráfica, y las mesas se distribuyeron como si fueran distintos sitios de San Francisco.

 

 

Para el rincón de la firmas, hicimos traer a los novios un montón de postales retros, vintage, old school, incluso algunas con un toque cutre, (de esas que se encuentran también de Barcelona en los puestecitos de las Ramblas 😉 ) para que los invitados les dejaran sus mensajes.

 

 

El regalo que hicieron fue una “tote bag” (que es mi regalo estrella, mi favorito, porque a parte de ser muy útiles son confeccionadas en un sitio muy especial por gente muy especial). Todas las bolsas iban con el eslogan de la boda “I left my heart in San Francisco”. ¿Bonito no?

 

 

En la entrada cubrimos un gran panel con las posturas más conocidas de Yoga, para que los invitados pudieran practicar. No veáis que diver, los invitados con sus vestidos haciendo yoga… muy TOP! 😉

 

 

Y así fue la boda de Aina y Nacho, una boda muy natural, con momentos zen, con mucho mucho love, por supuesto, in the air.

 

 

Ahora os dejo, que hay una dulce minimini que reclama mi atención y creo que si le tarareo la canción If you’re going to San Francisco, le gustará 😉 .

Un besote!
Y feliz fin de semana para todos,

Katinka

Fecha: Septiembre 2015
Catering: Moon Catering
Fotografía: Diez & Bordons
Vestido novia: Bo & Luca comprado en Loho Bride
Traje novio: Alton Lane
Ramo y corona: Floristería de la calle Enric Granados de Barcelona
Flores: 5 Floristería mood shop
Decoración: L’Avellana

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *